Esta mañana los restos mortales de una curicana de 37 años de edad, quien murió debido a la supuesta irresponsabilidad de un conductor en estado ebriedad que impactó al vehículo donde la victima viajaba junto a un grupo de amigos y en plena alameda de Rancagua.

Si bien la mortal colisión ocurrió la madrugada a eso de las 06:46 del domingo en Rancagua, la joven Tamara Arellano Ibar dejó de existir la tarde de ayer jueves a las 14:45 en el hospital de Rancagua, producto de las graves heridas en su cuerpo y el aplastamiento de su cráneo y cerebro que le dejó el violento impacto.

Tamara Arellano, era una trabajadora de la tienda Ripley de Curicó y había asistido a un concierto musical a Santiago y a su retorno, fueron colisionados en el ingreso a Rancagua por el conductor identificado como David Zenteno Vidal, el que los hizo volcar y chocar contra las barreras de contención cuando el grupo volvía a Curicó.

En esta colisión de tránsito quedaron con vida y lesiones menores,Gabriel Ramos y con heridas más comprometedoras Roberto Calquín.

la familia y amigos denuncian que el conductor iba conduciendo ebrio y que causó tan grave accidente cerca de Rancagua, quedó libre con algún tipo de medidas cautelares distintas a la prisión preventiva, ya que al momento de ser formalizado no se conocía el desenlace de esta historia que terminó con la muerte de esta curicana y que será traída hoy en una caravana desde el servicio médico legal hasta la ciudad de Curicó donde será velada en la sede social de población Portales… [Noticia En Desarrollo]

Edición:Jorge Parot

Información:Jorge Parot

Deja un comentario