El cardenal Francisco Javier Errázuriz mostró su “sorpresa” tras ser acusado de encubrimiento por parte de las víctimas del expárroco de El Bosque, Fernando Karadima.

En una carta publicada el miércoles por  El Mercurioel arzobispo emérito se refiere a una carta presentada por los denunciantes que señalaba su intención de cerrar la investigación contra Karadima para protegerlo.

Al respecto, en la misiva, Errázuriz plantea que “mi carta, sin embargo, dice ‘protegerlos’, en plural, refiriéndome a muchos sacerdotes diocesanos que el padre Karadima había ayudado a encontrar su vocación sacerdotal”.

En esa línea, acotó que “por lo demás, me sorprende que los denunciantes pretendan acusarme de encubridor, olvidando los hechos”.

A ello, acotó que “entre otras cosas inicié contra Fernando Karadima la investigación que pide el Derecho Canónico, y le pedí a la Congregación para la Doctrina de la Fe que levantara la prescripción de los delitos denunciados, para que fueran juzgados conforme a su gravedad en justicia y en verdad”.

 

Deja un comentario