El seremi de Salud del Biobío, Erick Jiménez, ordenó la regularización inmediata de todos los hogares para adultos mayores que hay en su Región, y también en la recientemente creada Región de Ñuble.

La decisión se produce luego de que Cooperativa revelara hoy que el incendiado hogar Casa Santa Marta de Chiguayante, donde murieron 10 mujeres ancianas, no contaba con una certificación exigida legalmente para otorgar permiso de funcionamiento: una que garantiza que la instalación cumple con las normas de protección contra incendios.

De esta manera, la instrucción de la autoridad sanitaria, que fija un plazo de 30 díasdesde el pasado 7 de septiembre, exige que los 44 Establecimientos de Larga Estadía (Eleam) existentes en el Biobío regularicen dicho acápite, establecido en el Decreto Supremo 14 del año 2010, del Servicio Nacional del Adulto Mayor.

Dada la fecha del requerimiento, la orden, instruida al Subdepartamento de Farmacia y Profesiones Médicas, alcanza también a los 28 hogares de ancianos de la nueva Región de Ñuble.

El seremi de Salud del Biobío, Erick Jiménez, ordenó la regularización inmediata de todos los hogares para adultos mayores que hay en su Región, y también en la recientemente creada Región de Ñuble.

La decisión se produce luego de que Cooperativa revelara hoy que el incendiado hogar Casa Santa Marta de Chiguayante, donde murieron 10 mujeres ancianas, no contaba con una certificación exigida legalmente para otorgar permiso de funcionamiento: una que garantiza que la instalación cumple con las normas de protección contra incendios.

De esta manera, la instrucción de la autoridad sanitaria, que fija un plazo de 30 díasdesde el pasado 7 de septiembre, exige que los 44 Establecimientos de Larga Estadía (Eleam) existentes en el Biobío regularicen dicho acápite, establecido en el Decreto Supremo 14 del año 2010, del Servicio Nacional del Adulto Mayor.

Dada la fecha del requerimiento, la orden, instruida al Subdepartamento de Farmacia y Profesiones Médicas, alcanza también a los 28 hogares de ancianos de la nueva Región de Ñuble.

Desde el estudio de abogados Hernández & Fuentealba, que representa a dos de las familias afectadas por la tragedia, manifestaron, mediante un comunicado, que tienen la “convicción” de que la autoridad administrativa “no cumplió con su obligación legal de fiscalización”, por lo que no descartan denunciar una eventual responsabilidad fiscal en la causa del incendio.

Deja un comentario