Más de 1.600 kilos de carne han sido decomisados por parte de las autoridades sanitarias de la Región del Biobío.

La Seremi de Salud ha realizado 163 fiscalizaciones, en las que se han decomisado 1.691 kilos de carne y se han cursado 22 sumarios sanitarios, en su gran mayoría concentrados en la provincia de Concepción.

«Estamos viendo algunas condiciones, por ejemplo, que las carnes tengan una buena textura, un color rojo brillante y olor a carne. Estamos viendo también cadena de fríosi los envases al vacío están realmente bien sellados o no«, explicó el seremi de Salud de la Región de Biobío, Erick Jiménez.

De los 22 sumarios sanitarios, 10 son por casos de deficiencia sanitaria, cuatro por carnes vencidascuatro por no contar con autorización sanitariauno por alimentos alterados y otro por la pérdida de cadena de frío.

Anuncios