Un muerto dejó un incendio que afectó la madrugada de este martes a una vivienda ubicada en la intersección de calles Lago Villarica con Lago Caburgua en Los Ángeles.

El deceso de Hernán Andrades -de 68 años- fue confirmado por Raúl Márquez, comandante del Cuerpo de Bomberos, quien aseguró que se dio en medio de una situación complicada para los efectivos.

De acuerdo a los familiares, la víctima padecía un grado de sordera y tenía problemas de desplazamiento.

Juan Canales, uno de los vecinos y testigo del trágico hecho, dijo que el fuego alcanzó hasta 6 metros de alto.

La Brigada de Homicidios inspeccionó el cadáver en el lugar durante la madrugada.

Tras los primeros peritajes, el cuerpo fue llevado al Servicio Médico Legal para la autopsia de rigor.